Larrinaga, 3º en el Campeonato de Euskadi de ciclocross

Un enganchón en la tercera vuelta cuando peleaba el liderato frente a Aitor Hernández (1º) y un día de menor potencia física del alavés de MMR-Spiuk le relegan ambos al último escalón del podio en Izarra, su última carrera de 2017

Tras vivir hace tres semanas un día de gloria frente a sus paisanos en Ametzaga, última cita hasta la fecha en el ciclocross de Álava, Javier Ruiz de Larrinaga (MMR-Spiuk) y sus seguidores hubieron de conformarse este sábado en Izarra-Urkabustaiz, escenario del Campeonato de Euskadi, con una 3ª plaza por detrás de Aitor Hernández y del ‘elite UCI’ Gorka Izagirre.

El resultado final ha sido una suma de circunstancias. En primer lugar, el circuito: completamente distinto del martes en Zolder, con un barro que ha sufrido muchas lluvias estos días pero que hoy se ha secado y endurecido muchísimo con el sol, lo que ha hecho el circuito difícil de gestionar. La cantidad de curvas tampoco me iba demasiado bien. Y evidentemente, no he tenido un buen día. El enganchón que he sufrido con una cinta en la tercera vuelta al ir con Aitor ha marcado esas pequeñas distancias importantes, pero en realidad no ha sido decisivo. Yo no iba demasiado bien y cuando me ha alcanzado Gorka ya estaba con la mente en otra parte, sin muchas opciones“.

Me da algo de rabia no poder brindarle un nuevo título a la gente del Fans Klub que ha poblado hoy todo el circuito con sus chalecos, pero tristemente no todos los días pueden ser fiesta como nos ocurrió en Ametzaga el día 8. Pienso que ha sido una mezcla de todo: cansancio, activación del cuerpo tras el viaje desde Bélgica -es complicado mantener la tensión con tantos días entre prueba y prueba-, un panorama completamente distinto con gente que solo está centrada en esta cita y no tenía compromisos internacionales… Lo bueno es que tenemos buenas jornadas para darle la vuelta, entrenar duro en esta semana que nos viene ahora y pensar en Abadiño (sábado 6 de enero), con buenos puntos UCI en juego, y Ormaiztegi (domingo 7), que para mí siempre tiene un sabor especial“.

web

Fotos: Eduardo Fernández de Leceta